Serigrafía UV

El procedimiento de la serigrafía UV es el mismo que se utiliza en la serigrafía tradicional pero hay partes del proceso que son diferentes.

A diferencia de la serigrafía, la característica principal de la serigrafía UV es la utilización de las tintas que secan inmediatamente cuando se exponen a la luz UV. Debido a este fenómeno se consigue una máxima definición y nitidez como consecuencia de la baja absorción de tinta del material.

Se obtiene un resultado de máxima calidad y durabilidad del marcaje, resistente al sol y al agua. Se pueden utilizar barnices u otras técnicas para conseguir efectos especiales. Tiene muchas aplicaciones de impresión: aluminio, madera, cristales, metacrilatos o pvc, entre otros.

Al igual que en la serigrafía tradicional, en el proceso la intervención del serígrafo o de la serigrafista es esencial.